La importancia de la trama. El caso de One Piece

Llevo un par de semanas enfermo y a esto se ha sumado una temporada de relajación, pero estoy de nuevo para volver a darle vida al blog. En esta entrada me gustaría hablar sobre la trama, la forma de ordenar los hechos de un argumento, ya sea el de una novela, una película o, como en este caso, una serie de manga o anime.

Desde que se popularizara el formato de saga, la trama ha estado sujeta a una serie de cambios. Por ejemplo, en un argumento estructurado en un solo libro o película es más fácil seguir el esquema de introducción-nudo-desenlace. Sin embargo, cuando la cosa se alarga y se alarga, recurriendo además a un formato episódico, hay que tener mucho cuidado con la trama. Aunque, ¿es esto tan importante?

Muchas veces, cuando estoy leyendo reseñas, veo que se da mucha importancia a los giros de guión y al efecto sorpresa que ciertas obras generan en el lector. Así, Canción de Hielo y Fuego se ganó mucha fama por tener una trama con continuos y sorprendentes giros de guión que rompían con muchos tópicos del género fantástico. Pero no creo que esto deba aplicarse a todas las obras. Por ejemplo, muchas historias basan sus virtudes en otros aspectos y el mejor ejemplo que se me ocurre es un manga muy, muy corto: One Piece.

Amanecer de la aventura más larga jamás contada

Llevaba mucho tiempo queriendo hacer esta entrada y para ello necesitaba refrescar One Piece. Quitando parones por causas ajenas a la lectura, puedo decir que me ventilé todos los capítulos del manga en dos meses sin aburrirme en ningún momento. Vale, es cierto que esto está muy influido por gustos personales, pero en todo el manga diría que solo hay un arco de relleno. Todo lo demás es necesario y, además, está narrado con buen ritmo. Cuando One Piece acabe y se ponga fin a la tortura de tener que leer un capítulo por semana, la trama del manga no parecerá eterna y se podrá apreciar mejor su estructura, siempre que a Oda no se le vaya la cabeza y lo fastidie todo en el tramo final.

Si nos fijamos en One Piece la trama se guía por esto: búsqueda de miembros necesarios de la tripulación, paso por sitios claves de la geografía del Grand Line y recopilación de información básica para encontrar el One Piece. Todas los arcos se encuadran dentro de uno de estos casos (a excepción del arco de Foxy) cuya importancia para la trama es indiscutible. Y dentro de estos arcos, la historia se va haciendo más compleja profundizando en las vidas de personajes principales y secundarios. Parece mentira, pero una historia que lleva escribiéndose durante 20 años apenas tiene paja y sus giros son muy simples, siendo lo que hace de One Piece una gran obra su humor y el estilo de personajes. No obstante, para que esto pueda destacar, Oda ha tenido que pulir muy bien la trama para que no desfallezca después de tanto tiempo. En este caso la sencillez es la mayor virtud y One Piece no ha caído en el error de otras sagas largas que, queriendo mantener la frescura de la trama, recurren a enrevesados giros de guión, como si esto fuera lo único que otorgara calidad a una obra.

A día de hoy, se le pueden pedir dos cosas a una historia: complejidad o entretenimiento. Pueden estar ambas o solo una, pero la crítica que recibirá se centrará en uno de esos aspectos. Dependiendo de los círculos, se dará preferencia a uno o a otro, aunque creo que últimamente se prefiere la complejidad, pues parece que esto es sinónimo de madurez o algo así. De esta manera se apuesta por tramas complicadas con abundantes giros, cuando esto puede ser algo completamente innecesario.

Más adelante profundizaré en otros temas que influyen en la calidad literaria o narrativa, pero por ahora dejo abierto este debate sobre la trama. Si a alguien le apetece debatir sobre esto (donde hay mucha tela que cortar) siempre estoy dispuesto a intercambiar opiniones.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Técnicas de Creatividad. Primera Parte: horizonte de expectativas

Técnicas de Creatividad. Segunda Parte: puntos de indeterminación.

Presentación de distintas corrientes de la Teoría Literaria