domingo, 22 de febrero de 2015

De vuelta a la carga


Soy una persona tan voluble como una veleta. No me gusta reconocerlo, pero debo hacerlo. Uno de mis grandes problemas es que cambio de opinión a cada segundo y aquí estoy de nuevo a punto de comenzar una nueva etapa en este blog.

Si alguien recuerda el antiguo diseño del blog, se dará cuenta de que en estas semanas que he pasado fuera mi manejo de las plantillas de blogger no ha cambiado nada. Qué le voy a hacer. Moriré siendo un negado de la informática. En fin, a lo que iba. Diseño nuevo, vida nueva. He borrado todas las entradas. No creo que nadie las eche de menos en esta etapa que comienza en mi pequeño blog desértico.

Como desafío, me he propuesto subir unas cuantas entradas en esta semana. Una de ellas hablará sobre las cosas que me han mantenido ocupado durante este tiempo y las otras serán reseñas de libros que he leído hace poco y que me han gustado y que considero interesantes por motivos varios.

¿Lograré mantener estas ideas antes de que acabe la semana?

Se aceptan apuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario