lunes, 23 de febrero de 2015

Resumen del 2014 y planes del 2015

2014 ha sido un año muy bueno en algunos sentidos; no me puedo quejar. Sigo colaborando con la revista Ánima Barda, que, tras una campana de crowdfunding, consiguió convertirse en editorial Pulpture y justamente tengo otros proyectos entre manos que van viento en popa. 2015 también pinta bastante bien, visto lo visto.

En los estudios también me va de fábula. Ya tengo la licenciatura de Historia y me alegro cada vez más de haber decidido estudiar Literatura General y Comparada mientras busco trabajo. Este ya es mi segundo año y quiero acabar cuanto antes este curso para empezar tercero. Al menos puedo entretenerme con los trabajos que me mandan.


Me gustaría aprovechar los trabajos de literatura comparada para hacer reseñas de dos novelas a la vez, algo que me parece interesante. Tengo en mente hacer una reseña comparando 1984 de George Orwell con una de las publicaciones de Pulpture (sí, nadie dijo que aquí no habría publicidad infiltrada) que me ha enamorado completamente y que tiene influencias, o eso creo, de la novela de Orwell. Estoy hablando de 1938 de Jesús Montalvo.


Sin embargo, hay un pequeño problema. Uno chiquitito. No he leído 1984. Por lo tanto, tengo un motivo para ponerme a leer antes de que la gente empiece a lanzarme tomates por inculto. Aunque no voy a esperar a leer ese libro para subir más entradas, así que pensaré en hacer otra reseña comparando dos libros que sí me haya leído.

Hasta entonces, leed 1938 sí podéis. Que me gustaría hacer reseñas comentando el libro a fondo y, además, el libro es una joya.

domingo, 22 de febrero de 2015

De vuelta a la carga


Soy una persona tan voluble como una veleta. No me gusta reconocerlo, pero debo hacerlo. Uno de mis grandes problemas es que cambio de opinión a cada segundo y aquí estoy de nuevo a punto de comenzar una nueva etapa en este blog.

Si alguien recuerda el antiguo diseño del blog, se dará cuenta de que en estas semanas que he pasado fuera mi manejo de las plantillas de blogger no ha cambiado nada. Qué le voy a hacer. Moriré siendo un negado de la informática. En fin, a lo que iba. Diseño nuevo, vida nueva. He borrado todas las entradas. No creo que nadie las eche de menos en esta etapa que comienza en mi pequeño blog desértico.

Como desafío, me he propuesto subir unas cuantas entradas en esta semana. Una de ellas hablará sobre las cosas que me han mantenido ocupado durante este tiempo y las otras serán reseñas de libros que he leído hace poco y que me han gustado y que considero interesantes por motivos varios.

¿Lograré mantener estas ideas antes de que acabe la semana?

Se aceptan apuestas.