Entradas

Mostrando entradas de 2015

Blackwood: Piel y Huesos

Imagen
La otra semana estuve en la presentación del nuevo libro de Pulpture y fue una tarde agradable. Pude poner cara a Jaume Vincent, descubrir cómo fue el proceso de edición de Blackwood y además me llevé un ejemplar de la novela, que me leí al día siguiente.

Como no pude explayarme a gusto en Goodreads, aprovecharé para volver a reseñar otro libro en el blog. A ver si me acuerdo de cómo se hace.



Título: Blackwood: Piel y huesos
Autor: Jaume Vincent
Editorial: Pulpture
Sinopsis: Bernard Clarke es un escritor en horas bajas, lleva un tiempo retirado en el pequeño pueblo de Blackwood. Atrapado en una espiral descendente, está atravesando una crisis creativa, por lo que hacer una excursión con un experto senderista y su hijo le parece la mejor de las ideas… hasta que una espectacular nevada les sorprende y desaparecen.

Blackwood, que siempre ha sido un pueblo tranquilo en apariencia, se ve alterado por la llegada de Loraine, la exmujer del escritor, al que busca fervientemente. Además, el sherif…

Originalidad

Imagen
El otro día en clase se sacó a colación un tema que me parecía muy interesante. El profesor nos habló de la "oposición" que hay entre los términos invención y originalidad en el ámbito de la creatividad literaria.

El término que más se usa habitualmente es el de la originalidad, y aparece siempre en las páginas de reseñas o sitios similares. Personalmente, odio la originalidad. Entendedme bien. La odio cuando me preguntan por la originalidad de un libro, película, serie, para hacer después un juicio de valor. Pienso que cuando alguien lee, centrándonos en el caso de la literatura, buscando desesperadamente la originalidad, ese alguien no tiene ni idea de nada.

Lo que voy a exponer a continuación está muy dicho ya. Es casi un tópico, pero a la gente no le entra en la cabeza. Todo está hecho ya. Se puede coger cualquier libro y buscar antecedentes. En algunas ocasiones el trabajo de arqueología literaria será más arduo que en otros, pero siempre habrá resultados. Bueno, nunca …

Regreso

Imagen
Llevo unos semanas bastante agobiado de trabajo. Por eso no he podido actualizar el blog como a mí me hubiera gustado, pero voy a intentar que esa situación cambie. Aunque tengo el ordenador estropeado y eso parece mala señal para mis intereses.

He estado liado con mis estudios. Ahora estoy con la carrera de literatura y haciendo un máster de Ciencias de las Religiones, un tema bastante peliagudo, pero estoy contento de poder formarme en ese área. Como escritor, estuve implicado en un crowdfunding que no tuvo éxito y no he podido publicitarlo como me gustaría porque apenas tenía tiempo para coger el ordenador. Y he publicado un folletín de terror con Pulpture en un especial de Halloween.


Tampoco me puedo quejar porque en teatro estamos adaptando Cuento de Navidad de Dickens y por primera vez me he encargado del guión, algo que creo que me ayudará por si algún día quiero escribir mis propias obras.

Por ahora estoy activo y aprendiendo mucho. No creo que pueda subir muchas reseñas por…

Había una vez un personaje llamado Orlando

Después de una semana ajetreada en la que borré mi blog, como precaución para no escribir nada en caliente, vengo aquí completamente calmado a hablar sobre cierta crítica que recibí en un blog con bastantes seguidores. Hago esto para dejar clara mi opinión y que no se me malinterprete, que no hay nada que guste más a la gente que malinterpretar.

La critica es esta

En primer lugar la crítica no me molesta. Me duele porque han criticado un trabajo que me llevó mucho esfuerzo e ilusión y porque han malinterpretado a un personaje por una serie de motivos, que no considero malintencionados. Quiero dejar claro que no me molesta que me digan que escribo mal y de forma caótica. He adquirido bastante estilo en los concursos del foro de LGG, donde no siempre me hacían críticas agradables. Una chica me dijo una vez que leer mis historias le daba pereza y que si las acababa era porque debía juzgarlas para los concursos. Y he quedado el otro día con esa chica, y os puedo asegurar que no le he arr…

Libros para niños

Imagen
Por fin recuperé mi flipbook de Pulpture y podré preparar la reseña, aunque seguramente tardaré porque tengo que hacer los trabajos de clase y establecer prioridades. En resumen. Las entradas del blog pasarán a ser desvaríos varios para ayudarme a vaguear en época de exámenes, trabajos y calamidades diversas.

Me gustaría dedicar la entrada de hoy a la literatura infantil. Hace dos días me nominaron a una cadena en facebook para subir durante cuatro días fragmentos de textos escritos por mí. En un principio, estuve tentado de pasar de la cadena como hago con todos los retos a los que me nominan, pero tuve uno de esos arranques de ego que me dan a veces y quise impresionar a la persona que me nominó y también defender un tipo de literatura que me parece que está un poco infravalorada. Cuando la gente me pregunto qué tipo de historias escribo, me gusta decir que cuentos para niños, aunque sean las historias que menos puedo mover. Realmente disfruto haciendo este tipo de literatura por v…

Un puente hacia Therabithia

Imagen
Desde que vi la película con el trailer más engañoso que recuerdo (sí, estoy hablando de ti, Therabithia), tenía unas ganas locas de leer el libro en el que se inspiró semejante timo que, a pesar de todo, me dejó un buen sabor de boca. Hace unas pocas semanas pude cumplir el objetivo que me había marcado hace más de cinco años.


La portada del libro que cogieron del cartel de la película
En teoría, debería poder comparar el libro y la película aprovechando las clases de semiótica que recibí hace poco en la universidad, pero mis apuntes son tan confusos y tengo tanto cacao en la cabeza, que lo haré a la manera sencilla: fijándome solo en el argumento de la novela y el guión de la película. Destriparé la peli y el libro, así que quien avisa no es traidor.


Antes de empezar a criticar, quiero decir que la película me gustó mucho aunque me chirriara el uso absurdo que hacía de los efectos especiales. De hecho, me aburría cuando aparecían y solo vi que la película tenía un sentido cuando lle…

La locura de los viajes temporales

Imagen
Prometí una reseña comparando 1938 y 1984. No me he olvidado de ella. Sin embargo, presté mi ejemplar de 1938 a una amiga y estoy esperando a que me lo pueda devolver, que será dentro de un par de semanas como poco. Hasta entonces, terminaré de leer 1984 para ponerme con la reseña como dios manda.¿Créeis que aprovecharé para dejar el blog parado otro par de semanas como hice la última vez? Tenéis motivos para pensar así. Voy a redimirme por faltar a mi palabra la última vez con una entrada sobre viajes temporales.

Publicidad subliminal, siempre dispuesta a aparecer a la mínima oportunidad. Un día hablaré de mi grupo de teatro
Hace poco me enganché a la serie El ministerio del tiempo, serie genial donde las haya y que gira su trama en torno a viajes en el tiempo realizados a través de puertas que conectan diversas épocas de la historia de España. Aunque de vez en cuando trata tópicos interesantes sobre los viajes temporales, como, por ejemplo, las consecuencias de cambiar el pasado, lo …

Orlando Vengador

Imagen
Me ha costado mucho decidirme a hacer esta entrada por varios motivos. Uno de ellos es que todavía no me creo lo que me está pasando. El otro es que no quiero influir en la lectura del libro. Creo que lo mejor es que el lector saque sus propias conclusiones a raíz de la lectura del bolsilibro, sí bolsilibro. Sin embargo, como trabajo con una editorial pequeña, pero muy eficiente, también es mi deber echar una zarpa a la editorial con la publicidad y, como hay cosas que solo yo puedo contar, pues he decidido lanzarme a la piscina. Allá vamos.


Sinopsis: En una ciudad donde los caballos mecánicos tiran de pomposos carruajes, las motos no llegan a tocar el asfalto y las guerras de bandas se disputan las oscuras calles, surge Orlando, el vengador enmascarado. Un misterioso héroe, demasiado cercano a Lady Violet, que prefiere pelear a capa y espada que con potentes armas eléctricas.

Pero ¿quién se oculta tras la máscara de Orlando? Eso se pregunta tanto la banda del temible William O’Shea co…

Para gustos, colores

Imagen
Buenas, no especifiqué en mi última entrada qué viernes volvería. O tal vez sí lo hice. No importa; he vuelto y como prometí voy a ponerme a hablar sobre gustos.

Siempre ha habido discusión sobre si algo puede ser bueno dependiendo de la reacción que genere en el espectador/consumidor. Vamos, siendo claros, el debate se centra en si algo que le gusta a mucha gente tiene que ser, por fuerza, algo bueno.


Me gustaría centrarme en los debates que esta cuestión generó en el siglo XVIII y a la que después se enfrentarían los románticos.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que el gusto proviene del hecho de que nosotros vemos algo y lo consideramos bello a partir de una serie de razones, en el caso de que sepamos argumentar, y esto depende, obviamente, del concepto de estética que tenga cada uno.

Alexander Baumgarten fue uno de los primeros en decir que cada uno tiene sus propios gustos. Para él, el objeto artístico tenía que buscar agradar al público y no someterse a ningún otro fin qu…

Editores, ese gran desconocido.

Imagen
Voy a tener que retrasar mi reseña comparando 1984 y 1938 porque se me ha acumulado una montaña de lecturas pendientes, todas ellas distopías. Seguramente en un mes tendré que leerme unas cuantas novelas de Julio Verne o ver algunas películas Disney para volver a tener un poco de fe en la humanidad. Sin embargo, en está entrada no voy a hablar de rollos filosóficos sobre el mundo que nos ha tocado vivir, sino sobre una figura cuyo trabajo, en mi opinión, no recibe la atención que se merece.

Estoy hablando del editor.

La primera vez que pensé en el editor fue con la película Medianoche en París, donde aparece Gertrude Stein, que no era una editora, sino una especie de mecenas, también artista, a la que el protagonista de la película le pide que eche un vistazo al borrador de la novela que está escribiendo.


La película me gustó y estuve varias semanas pensando sobre ese ambiente cultural del París de los 20, donde los artistas podían poner en común sus ideas para mejorarlas. Empecé a pe…

Resumen del 2014 y planes del 2015

Imagen
2014 ha sido un año muy bueno en algunos sentidos; no me puedo quejar. Sigo colaborando con la revista Ánima Barda, que, tras una campana de crowdfunding, consiguió convertirse en editorial Pulpture y justamente tengo otros proyectos entre manos que van viento en popa. 2015 también pinta bastante bien, visto lo visto.

En los estudios también me va de fábula. Ya tengo la licenciatura de Historia y me alegro cada vez más de haber decidido estudiar Literatura General y Comparada mientras busco trabajo. Este ya es mi segundo año y quiero acabar cuanto antes este curso para empezar tercero. Al menos puedo entretenerme con los trabajos que me mandan.


Me gustaría aprovechar los trabajos de literatura comparada para hacer reseñas de dos novelas a la vez, algo que me parece interesante. Tengo en mente hacer una reseña comparando 1984 de George Orwell con una de las publicaciones de Pulpture (sí, nadie dijo que aquí no habría publicidad infiltrada) que me ha enamorado completamente y que tiene …

De vuelta a la carga

Soy una persona tan voluble como una veleta. No me gusta reconocerlo, pero debo hacerlo. Uno de mis grandes problemas es que cambio de opinión a cada segundo y aquí estoy de nuevo a punto de comenzar una nueva etapa en este blog.

Si alguien recuerda el antiguo diseño del blog, se dará cuenta de que en estas semanas que he pasado fuera mi manejo de las plantillas de blogger no ha cambiado nada. Qué le voy a hacer. Moriré siendo un negado de la informática. En fin, a lo que iba. Diseño nuevo, vida nueva. He borrado todas las entradas. No creo que nadie las eche de menos en esta etapa que comienza en mi pequeño blog desértico.

Como desafío, me he propuesto subir unas cuantas entradas en esta semana. Una de ellas hablará sobre las cosas que me han mantenido ocupado durante este tiempo y las otras serán reseñas de libros que he leído hace poco y que me han gustado y que considero interesantes por motivos varios.

¿Lograré mantener estas ideas antes de que acabe la semana?

Se aceptan apuest…